Impuesto de “Parte Justa”

Desde el antiguo Egipto hacia Mesoamérica y Europa medieval, nuestros antepasados dependían de los bienes comunes para asegurarse de que todo el mundo tenía lo que necesitaban. Actualmente, los bienes comunes existen en la forma de nuestro sistema de educación pública, nuestros caminos y puentes, nuestra agua. Nos poseemos y compartimos colectivamente estos recursos, aunque cada uno de nosotros se beneficia únicamente de ellos. En Massachusetts, estamos frente a una crisis de los bienes comunes: las personas e instituciones que se benefician más de los bienes comunes no están invertiendo en ellos. Las fábricas que utilizan el agua; las empresas cuyos camiones entregan bienes por nuestras carreteras y puentes; las empresas cuyos empleados ganan tan poco que necesitan cupones de alimentos y vales de vivienda para sobrevivir. Esas corporaciones se están beneficiando sin contribuir.

A causa de los recortes de impuestos a los residentes y corporaciones ricas en las últimas 3 décadas, el estado actualmente enfrenta un déficit anual de más de $ 1 mil millones, lo que nos convierte incapaz de cuidar de nuestra infraestructura básica. Ya hemos entrado en una época de hacinamiento en las aulas, universidades inasequibles, puentes en mal estado, y un sistema de transporte público poco confiable. Estamos en un camino hacia un futuro sin bienes comunes. Por eso, estamos elevando nuestras voces para evitar la erosión de los bienes comunes.

Con nuestros aliados en la coalición Raise Up MA, estamos poniendo en marcha una campaña para aumentar los ingresos fundamentales del Estado a través de una enmienda constitucional que se llama “la parte justa.” Nuestra enmienda aumentará la tasa de impuesto un 4% sobre los ingresos más de un millón de dólares, y nos permitirá recaudar más de $ 1 mil millones en nuevos ingresos para el Estado. Haremos nuestras escuelas públicas las mejores en el país; haremos nuestras universidades estatales asequibles; y haremos el transporte fiable por todo el año.

Esta campaña va a restaurar los bienes comunes para las generaciones que vienen.